University of Wisconsin–Madison

Hablar sobre relaciones sanas con su hijo estudiante

por Angela Barian

Two students lie in the grass holding hands among the flowering trees and fresh blossoms at the Longenecker Horticulture Gardens.
Photo by Jeff Miller / UW–Madison

Como madre o padre, es posible que le preocupen las finanzas, las calificaciones o el futuro éxito profesional de su hijo universitario. Puede hablar habitualmente con su hijo estudiante sobre los riesgos de asumir deudas. Es probable que tenga conversaciones regulares con su hijo estudiante sobre su especialización. A menudo puede incluso hablar con él/ella y preguntarle por su salud mental y sus niveles de estrés. Pero un área que muchos padres son reacios a tratar con sus hijos estudiantes son las relaciones.

Por un lado, a los estudiantes mismos puede no entusiasmarles la idea de hablar con sus padres sobre asuntos personales. Por el otro, los padres pueden pensar que ya cumplieron su parte al hablar con sus hijos estudiantes cuando eran pequeños. Ahora son adultos, ¿qué queda por decir?

Mucho, según los expertos de UW. “La intimidad es una necesidad humana fundamental” dice Linda J. Roberts, profesora emérita de Estudios de Desarrollo Humano y de la Familia (Human Development and Family Studies, HDFS) de la School of Human Ecology. “Estamos hechos para conectarnos”. Y la universidad, con todas sus transiciones y cambios, puede ser un momento especialmente desafiante para que los estudiantes exploren la intimidad. “Hemos descubierto que la principal preocupación que tienen los estudiantes nuevos aquí es: ¿me sentiré parte?“, dice Roberts. “Los estudiantes pueden sentirse solos incluso al estar rodeados de otras personas si no tienen la seguridad que proviene del sentido de pertenencia y de las relaciones cercanas”.

“Todos tienen un papel que desempeñar”

Pero el mero hecho de que la necesidad de intimidad sea biológica no significa que sepamos qué hacer automáticamente: “Por desgracia, nuestra cultura no brinda muchos ‘guiones’ sobre cómo poner en práctica la intimidad emocional”, afirma Roberts. “Todos la anhelamos, ¡pero puede que quizá ni siquiera sepamos qué es!” En cualquier caso, ¿qué es la intimidad? “[Es] la experiencia de que otra persona cercana sepa bien quién eres, te aprecie y te cuide”, dice Roberts. “Nos sentimos libres de ser vulnerables y de revelar los sentimientos y pensamientos que llevamos en nuestros corazones con un otro íntimo”. Roberts afirma que es a través de la conexión con otros que encontramos sentido.

De hecho, todos nuestros expertos de UW estuvieron de acuerdo en que las relaciones íntimas se configuran a partir de factores que van más allá de los individuos de la relación en cuestión. Molly Zemke, responsable de prevención de violencia de University Health Services y Amanda Jovaag, directora de prevención e iniciativas sanitarias del campus, dicen que, como profesionales de la salud pública, se enfocan especialmente en cómo las relaciones, las comunidades, los sistemas y las instituciones con que lidiamos cada día modelan nuestras vidas. “Hacemos hincapié en que todos tienen un papel que desempeñar en la salud pública”, dice Zemke. “Por eso tanto de la programación de UHS es universal, para todos los estudiantes”.

Cabell Hankinson Gathman, docente del departamento de Estudios de Género y Mujeres (Gender & Women’s Studies), adopta un enfoque similar cuando enseña una de las materias más respetadas (y queridas) del departamento: “Género, mujeres, cuerpos y salud” (Gender, Women, Bodies & Health)”. En las clases, Gathman hace hincapié en que las experiencias más íntimas de las personas se moldean a partir de fuerzas sociales: “Intento enfatizar a los estudiantes que existe una variedad amplia… Ciertamente, hay experiencias comunes sobre las que la gente no habla demasiado de forma pública, y es útil hacerles saber a los chicos que no están solos”.

“Algunas cosas que son comunes no deberían serlo”

Gathman, no obstante, hace hincapié en que las experiencias íntimas comunes no siempre son sinónimo de experiencias positivas. En su clase, dice a los estudiantes que “no es necesario que algo sea común para que lo aceptes, ¡y algunas cosas que son comunes no deberían serlo!” Lamentablemente, algunas de esas experiencias que son demasiado comunes en las universidades de todo el país son la violencia sexual, el acoso y la violencia de pareja. Jovaag señala que en los Estados Unidos, hasta un tercio de las mujeres que cursan estudios universitarios de pregrado experimentan violencia sexual. Gathman agrega que también debemos recordar que los jóvenes y hombres también pueden ser presionados y agredidos. “La forma en la que hablamos sobre violencia sexual a menudo comunica de forma directa o indirecta que solo las mujeres pueden ser víctimas”, dice Gathman. “Al conversar cotidianamente, debemos dejar en claro que los hombres pueden negarse a las interacciones sexuales y en efecto lo hacen, y su consentimiento es importante”.

A fin de ayudar a los estudiantes de UW–Madison de todos los géneros a explorar las cuestiones sobre toma de decisiones, consentimiento y relaciones, Jovaag y Zemke señalan que UHS brinda a los estudiantes ingresantes varios talleres”. Uno de esos es GetWIse, al que deben asistir los estudiantes nuevos transferidos y de primer año dentro de su primer semestre en el campus. Estos talleres interactivos abarcan una variedad de temáticas y experiencias, inclusive relaciones y sexualidad sanas, cómo dar apoyo a un sobreviviente e intervención de espectadores. También se desarrollan talleres a lo largo del semestre específicamente diseñados para estudiantes de color, estudiantes LGBTQ+, estudiantes transferidos y estudiantes sobrevivientes de violencia sexual o de pareja.

Los talleres de este tipo son importantes debido a que un factor importante que afecta las experiencias de los estudiantes es el entorno social y de desarrollo del estudiante universitario: “Esta edad es un momento de riesgos”, afirma Jovaag. “No solo el escenario, sino el momento en la vida de una persona. Su red de relaciones está en expansión. También es la primera vez que muchas personas experimentan la cultura del consumo de alcohol. Esto es importante porque sabemos que el alcohol es la primera “droga para violar durante una cita”. Es decir, el alcohol desempeña el papel más fundamental aquí y en todas partes en materia de casos de violencia sexual”.

UHS ofrece capacitación para espectadores, diseñada para conocer mejor las señales de alerta que indican que hay un problema, corrige percepciones erróneas en las normas sociales de conducta y enseña técnicas de intervención. La capacitación llamada ActWIse adopta un enfoque comunitario: “…la intervención de espectadores supone que todos desempeñan un papel en la reducción de la violencia sexual, la violencia en el noviazgo, el hostigamiento y el acoso sexual para hacer que nuestro campus sea más seguro”. En otras palabras, como dice Jovaag: “Es importante que todos se cuiden entre sí”.

“Conversación abierta”

Con todo esto en mente, ¿cómo pueden comunicarse los padres con sus hijos estudiantes? Nuestros expertos de UW comparten consejos e ideas para ayudar:

Empezar temprano

En primer lugar, “es mucho más fácil tener una conversación frecuente que iniciar una de repente cuando se tiene una inquietud específica”, dice Gathman, “así que diría que no deje pasar el tiempo para hablar sobre esto”. Un consejo de Jovaag para empezar es preguntar por los talleres GetWIse: “Una buena manera de iniciar la conversación puede ser mencionar que oyó hablar del taller, y simplemente preguntar ‘¿qué aprendiste allí?’ Esto realmente puede dar pie a una conversación con su hijo estudiante”, dice Jovaag.

Sea curioso y mantenga la mente abierta

“Si su hijo estudiante aún no ha sido demasiado abierto con usted sobre sus relaciones”, dice Robert, “un enfoque es hacer que hable de forma general sobre la cultura de las citas en el campus: “¿Tener citas o salir con alguien es algo que todos ustedes hacen estos días?  ¿Cómo va eso? Cuéntame más”. Roberts dice que los padres pueden despertar la curiosidad al hacer preguntas y compartir ejemplos de sus propias vidas.

Jovaag está de acuerdo: “Sea abierto y curioso, haga preguntas y escuche sin juzgar”, dice, añadiendo que una buena idea es intentar recordar que la toma de decisiones en este momento de la vida de su hijo estudiante es una alianza: “Soy madre de un adolescente de 14 años, así que entiendo estas transiciones en muchos sentidos”, dice Jovaag. “Pasar de ponte los zapatos a he observado que no llevas los zapatos. ¿Qué crees que deberíamos hacer al respecto? ¡Eso es en sí mismo una transición!”

Aliente a su hijo estudiante a educarse

Además de los talleres de UHS mencionados, UW­–Madison ofrece varios cursos disponibles a los estudiantes que abarcan las cuestiones de la intimidad, las relaciones, el cuerpo, la sexualidad y la conexión humana. Por ejemplo, Roberts menciona Sociología/Psicología 160: Psicología Humana (Sociology/Psychology 160: Human Sexuality), Estudios del Desarrollo Humano y de la Famila 517: Relaciones de pareja (Human Development and Family Studies 517: Couple Relationships), y el ya mencionado Estudios del Género y las Mujeres 103: Géneros, mujeres, cuerpos y salud (Gender & Women’s Studies 103: Gender, Women, Bodies, & Health). Roberts dice que en la aplicación para buscar cursos e inscribirse (course search & enroll app) los estudiantes pueden buscar palabras clave como “relaciones” y “sexualidad” para encontrar algo que les interese.

Hacer derivaciones cuando sea necesario

Si sospecha que su hijo estudiante puede estar teniendo dificultades o simplemente quiere adelantarse a cualquier problema posible, los padres pueden derivar a sus hijos estudiantes a los recursos del campus. “Terapia, por ejemplo” dice Roberts. “Deshágase de los estigmas: anímelo a hacer terapia o a participar de otro programa de apoyo en el campus. Haga que no sea un problema. Que sea algo normal. Después de todo, son libres una vez que están aquí. ¿Cuán seguido ocurre eso? Aprovéchelo”, dice Roberts.

Gathman agrega que “en el campus, Promoting Awareness Victim Empowerment (PAVE) ofrece recursos y educación sobre violencia en las relaciones y relaciones sanas”.

Gathman también alienta a sus estudiantes a mirar la programación del Centro sobre género y sexualidad del campus (Gender & Sexuality Campus Center). “Los estudiantes LGBTQ+ necesitan verse claramente reflejados en este material para beneficiarse plenamente”, afirma Gathman.

Y si tiene preguntas generales, no está seguro de dónde ir o simplemente necesita ayuda, no olvide la Oficina del Decanato de Estudiantes (Dean of Students Office). Cuenta con expertos que trabajan exclusivamente para ayudar a los estudiantes. Trabajan directamente con los estudiantes y los padres, y los pueden conectar con los recursos adecuados en el campus.

Recuerde que usted sigue siendo importante

 A pesar de toda la transición que atraviesa la relación padres-hijos durante los años universitarios, nuestros expertos afirman que los padres continúan desempeñando una función fundamental en las vidas de sus hijos estudiantes. Y los padres pueden sentirse a gusto con la idea de compartir sus valores con sus hijos estudiantes: “Ser honestos y compartir valores es algo que los estudiantes se toman muy bien”, dice Jovaag. “De hecho, según nuestras investigaciones, los padres son una parte más importante que nunca en la vida de sus hijos universitarios. En gran medida, los estudiantes ven a los padres como un recurso positivo, hasta bien avanzados los años universitarios”.

“Una muy buena señal”

Si bien al principio puede ser incómodo, todos nuestros expertos de UW estuvieron de acuerdo en que conversar más es mejor. Con esto en mente, UW–Madison ofrece más oportunidades que nunca para aprender, compartir y entender juntos cómo construir y fomentar relaciones íntimas más felices y sanas que permitan prosperar a los Badgers: “Todas las cosas que ofrecemos ni siquiera existían cuando yo tenía esa edad. No había conversaciones en torno a estas cuestiones en ese entonces. Pero ahora, tenemos todas estas oportunidades y conversaciones en el campus, con la familia y con amigos”, dice Zemke. “Es una muy buena señal”.